Hagamos que suceda

Como todo en esta vida, llega un punto en el que te encuentras tan cómodo en ese lugar en el que ya llevas mucho tiempo, es verdad, pue...


Como todo en esta vida, llega un punto en el que te encuentras tan cómodo en ese lugar en el que ya llevas mucho tiempo, es verdad, puede que te hayas acostumbrado, forma parte de la rutina y esa misma rutina muchas veces no te deja ver mas allá, ni si quiera te das cuenta de que lo estas haciendo bien o mal de ser el caso, estas tan metido dentro de ella que simplemente pasas.

Pero hoy te digo que nunca es tarde para dejar que esa corriente te siga arrastrando, eso de fluir con la vida no es malo, pero también es bueno detenerse, hacer una pausa, mirarse a sí mismo y a los demás (eso cuesta mucho) lo sé,  pero sé que puedes hacerlo.

Ya había estado buscando conectarme con todas las disciplinas que prometían sanar tu mente y tu cuerpo, una de ellas me llevó a la Sanación con cuencos y muchas otras propuestas que puedes leerlas allí pero de lo que te quiero hablar en este preciso momento que estas leyendo este post y que estoy segura algo te trajo hasta aquí es de que entre todas las cosas que particularmente busqué, todos los libros que pretendía leer, me estaba olvidando de lo mas importante.... y lo supe cuando busque en Dios, que es el ser supremo en el que yo creo, si tú crees en alguien no olvides de recurrir a El en todo momento.

Porque lo único que puede mover montañas es tu fe, confía en ti, confía en lo que puedes lograr, en lo que puedes cambiar, en lo que puedes mejorar, pero por sobre todas las cosas confía en Dios, Jehová, Allah, Cristo o como tú lo llames; estoy segura que harás que muchas cosas sucedan desde ese momento.

Por qué buscar en otro lado? Si el camino está dentro de ti, claro siempre necesitamos una ayudita, nunca lo olvides.

Un beso,


Tambien te puede gustar

0 comentarios